La ley de transparencia, una oportunidad y un reto

La entrada en vigor de la ley 19/2014 sobre transparencia, acceso a la información publica y buen gobierno, obliga a las administraciones públicas de Cataluña y a los organismos, así como las entidades que están vinculados a:

  • difundir su actividad
  • regular el derecho de acceso a la información de los ciudadanos
  • prevé la creación de un registro de los grupos de interés

Además, supone el establecimiento de mecanismos que profundicen en el concepto de buen gobierno y el aprovechamiento entre las instituciones y la población.

Des de hace unos años, vivimos un cambio en la relación entre la Administración y la ciudadania y la ley de transparencia es un factor clave en este cambio. Esta regulación entiende la transparencia como una obligación a cargo de la Administración, que ha de facilitar de manera proactiva, es decir, sin necesidad de demanda expresa, la información sobre datos y contenidos de diversa naturaleza que son referenciales respecto su organización, funcionamiento, toma de decisiones más importantes y la gestión de recursos públicos.

Toda esta información se ha de canalizar a través del Portal de la Transparencia, que es el instrumento básico y general para facilitar el acceso a la información a la ciudadania.

ley de transparencia

El portal de transparencia que ofrezca el Consorcio AOC ha estado una herramienta imprescindible

Desde el ámbito municipal, la implantación de esta ley, ha generado la necesidad de poner al día sus portales web, generado así una oportunidad de mejora de los contenidos, rehaciéndolos y estructurándolos en base a los ítems que establece la ley. El portal de transparencia que ofrece el Consorcio AOC ha estado una herramienta imprescindible para poder desarrollar estas tareas con el menor impacto económico posible.

La ley de transparencia representa un reto para la Administración pública en general, porque implica un cambio de la cultura administrativa pero, sobretodo, lo es para las administraciones locales de dimensiones más pequeñas, habitualmente con menos capacidades de adaptación debido al volumen de tareas que representa.