La optimización de los sistemas de regadío es clave para la calidad y la cantidad del agua

El Cortalet, la sede del Parc Natural dels Aiguamolls de l’Empordà, acogió una jornada técnica sobre la mejora del riego y la gestión del agua en zonas de alto impacto ambiental, centrada en la mejora de la gestión del agua en términos de eficiencia y optimización de recursos

“La Mejora del riego y la gestión del agua en zonas de alto impacto ambiental», es el título de la jornada técnica que el Departament d’Agricultura, Ramaderia, Pesca i Alimentació de la Generalitat de Catalunya, llevó a cabo el pasado viernes 25 de mayo en el Cortalet, la sede del Parc Natural dels Aiguamolls del Empordà, en Castelló d’Empúries. La jornada, presentada por Óscar Palou, técnico de agricultura del Parc Natural dels Aiguamolls del Empordà, se celebró en la sala de actos con la asistencia de personal técnico en temas medioambientales, de bodegas de la zona, campesinos y representantes de comunidades de regantes.

A continuación, comenzó la primera ponencia a cargo del Dr. Josep M. Villar, catedrático de la Universitat de Lleida, sobre la Gestión del agua en diferentes comunidades de regantes. Villar introdujo datos clave para situar el público asistente en temas de legislación de aguas, como el RD 849/1986 sobre el reglamento del Dominio Público Hidráulico y la Directiva Marco del Agua del año 2000. Puso de manifiesto que el uso del agua no puede acceder los límites de sostenibilidad de los ecosistemas y que hay que evitar la sobre explotación de los recursos hídricos. Por otra parte, expuso la importancia de las comunidades de regantes, las cuales participan en la administración hidráulica, facilitan la distribución de agua a los usuarios y también puso sobre la mesa su orden de preocupaciones, encabezado por la energía, mientras que los aspectos ambientales se sitúan a la cola.

Villar continuó con la enumeración de las ventajas de los cultivos de regadío, mucho más productivos, de más calidad, aumentan la economía y todo lo relacionado: maquinaria, fitosanitarios o seguros. El regadío es sinónimo de estabilidad y para continuar con esta prosperidad, la clave es la investigación en materia de riego y drenajes. También afirmó que hoy en día existen múltiples soluciones para gestionar eficientemente el agua de riego, pero también hay que tener presente el agua sobrante. Ésta, que circula por los drenajes, puede ir directamente al río o reutilizarse, almacenarla temporalmente o inyectarla en acuíferos profundos. Finalmente, concluyó su ponencia destacando que el impacto en los ecosistemas se puede minimizar, hay que monitorizar las aguas de drenaje y hay que mejorar las prácticas agrícolas en materia de riego y de drenaje.

El Dr. John Lea-Cox, profesor del Colegio de Agricultura y de Recursos Naturales de la University of Maryland, fue el segundo ponente de la jornada, con la ponencia sobre la Mejora de la gestión del riego en la costa este de Estados Unidos. El Doctor centró su charla en los avances tecnológicos de los cultivos de regadío en este sector del continente americano. Mostró datos que reflejaban el alto porcentaje de ahorro de agua mediante el uso de sensores inteligentes que pueden estar conectados directamente al móvil y la facilidad de tomar decisiones gracias a esta herramienta. Finalmente, presentó a todos los asistentes, la aplicación AgZoom, una herramienta diseñada para la agricultura profesional y que da resultados muy satisfactorios.

La última ponencia, realizada por el Sr. Albert Rosselló, de la empresa SAF Sampling, detalló su experiencia en las mejoras más significativas en la eficiencia del uso del agua de riego, las mejoras tecnológicas y metodológicas de optimización. Destacó que el uso de los sensores para la gestión del riego son una herramienta clave para la agricultura de hoy en día, con el fin de abaratar los costes y convertirse con un cultivo más eficiente. Destacó que la información que facilitan los sensores, permite decidir el momento si es necesario regar o esperar más adelante y que es un gran avance para este sector económico clave para la sociedad.

Para cerrar la jornada, un grupo de asistentes visitó los viñedos de Cellers Espelt de Vilajuïga, donde se pudo comprobar in situ, la evolución del riego en el campo y como las buenas prácticas son un elemento clave en el ahorro de costes productivos y en la mejora de la calidad y cantidad del recurso.